¿De qué nos informa un cuerpo?

5 Pistas para escuchar el lenguaje corporal:
Ninguno de los gestos, maneras o posturas (me parece muy clarificadora esta clasificación de Poyatos) se puede interpretar  de manera aislada. Cada elemento del lenguaje corporal solo es significativo cuando se lo lee a la luz del contexto situacional y verbal en el que se produce, con el conocimiento del repertorio habitual del emisor  y en relación con  las respuestas gestuales previas y posteriores al gesto a estudiar.
Por eso si se pretende hablar del lenguaje corporal con cierta seriedad y sin circunscribirlo a la interpretación de un caso concreto, sólo cabe plantear las claves generales de lectura y no las de cada gesto, manera o postura. 
Algunas de esas claves generales podrían ser siguientes:
1. Amenaza vs Cortejo. Muchas de nuestras respuestas corporales obedecen a dos tipos de situaciones, aunque con múltiples variantes, aquellas en las que sentimos amenaza y aquellas otras en las que nos sumergimos en el cortejo.
Ante las primeras respondemos de tres modos diferentes: ataque, huida o paralización.  Estas tres clases de respuesta no sólo no son excluyentes, sino que muchas veces se manifiestan de manera simultánea.
Los distintos segmentos corporales pueden mostrar distintas posibilidades de reacción,  la mirada puede atacar, huir o paralizarse quedándose clavada en cualquier elemento, al tiempo que manos y brazos  pueden optar por crisparse, inmovilizarse o esconderse y lo mismo con nuestras extremidades inferiores o, de manera más evidente, con la gestualidad facial.  Es más, dicha opción de respuesta ni siquiera tiene porqué ser estable y de hecho podemos ir pasando de unas a otras en poco tiempo. Por ejemplo, pensemos en una discusión en la que nos sentimos atacados, nuestra respuesta podría incluir una respuesta verbal contundente (ataque), al tiempo que nuestros brazos se cruzan (paralización) y nuestros pies apuntan hacia la puerta ( huida)
En las situaciones de cortejo nuestros códigos incluyen la exhibición y el acercamiento progresivo. El cortejo no solo implica las situaciones en las que podamos tener interés sexual, sino también todas aquellas en las que queremos atraer, llamar la atención o interesar al otro, para convencerle, persuadirle, rebatir, ser aceptados… 
A lo largo del día nuestras interacciones probablemente transcurran de unas respuestas a otras y de un tipo de situación al otro sin que apenas nos demos cuenta.  
2. Somos los únicos mamíferos que se relacionan con sus órganos vitales expuestos. La prioridad de nuestro organismo es mantenerse vivo y en segundo lugar reproducirse, y en eso tiene un papel decisivo que mantengamos íntegros nuestros órganos vitales y genitales, lo que determina  que muchas de las conductas que realizamos se dirijan hacia la protección o exhibición de dichos órganos.  Lógicamente, en situaciones de amenaza tenderemos a protegerlos (tapar, tensar, tocar…), mientras que en las situaciones no sólo de cortejo sino en las que intentemos mostrar que no sentimos amenaza las mostraremos (actitud abierta, distensión…),dando a entender al otro que nos sentimos seguros.
3. Todos tenemos un cuerpo cincelado por nuestra historia. Sus inscripciones no siempre son evidentes ni fácilmente descifrables, pese a que se exhiban sin pudor en cada una de nuestras formas.  El cuerpo habitual es el contexto estable en el que se sitúan las respuestas de las que venimos hablando y su importancia es decisiva para determinar qué es o qué no es significativo en el momento de la interacción. 

4. En la construcción corporal o en la escucha de los otros cuerpos todos los segmentos son igualmente importantes. Pies, piernas, rodillas, apoyo de la pelvis, tórax, brazos y manos, cuello, cabeza, labios, ojos y cejas.
5. Si adoptamos la forma del cuerpo que queremos conocer obtenemos una doble ventaja: lanzamos un mensaje de tranquilidad a nuestro interlocutor, que inconscientemente sentirá que no somos una amenaza, y además nuestro cerebro leerá  el estado muscular y nos dará claves de lectura.

Licencia de Creative Commons3000herzios by Carmen Acosta Pina is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *